sábado, 3 de noviembre de 2012

¿Nos hacemos un Froilán?

No es poca la gente que en la vida, no conforme con los problemas que nos vienen de ella misma, les gusta jugar a hacerse un Froilán. En esta tesitura se encuentra Javier Mendilibar, a la sazón entrenador del C.A. Osasuna.

Si no tuviera él pocos problemas con su plantilla, sistema de juego y todo resumido en 5 míseros puntos va y se pone en su versión más Don Erre que Erre y nos ofrece un final de semana de lo más surrealista. 

¿Por qué digo esto? Porque a la idea de plantear los dos entrenamientos de final de semana a puerta cerrada en un recinto como Tajonar se une el final de rueda de prensa en El Molinón donde pegó un tiro totalmente equivocado a la par que injusto. Acusar a la prensa de ver el vaso medio vacío no es ni justo ni muy listo por su parte. Con 5 puntos y después de perder con el Sporting B no puedes hablar de lleno sino de desangrado progresivo de tu equipo, por mucha mejora que hayas visto.

No creo que Mendilibar pueda tener queja del tratamiento que, tanto afición como prensa le dispensan en C.A. Osasuna a excepción de los pasquines que volvieron a dejar, una vez más, un complejo de bizkainitis que ya preocupa en exceso. Quitado este triste episodio no veo motivo para que un entrenador se pegue un tiro él mismo y no permita a la afición y prensa ver lo que mejor saben hacer este año. Los entrenamientos de Osasuna son puro espectáculo, lo contrario de los partidos, y por eso mismo no entiendo qué tiene que ocultar.

Y a esta hora ya habrá salido la convocatoria, confieso que la he leído pero no quiero comentarla. Ninguna convocatoria es buena o mala, puede ser equilibrada o no, lo de buena o mala la hace el resultado del partido, pero hasta en esto es un artista el bueno de Mendi, en darse tiros en el pie.

Espero, deseo, ansío, suplico, necesito escribir un post con victoria, buen rollo y esperanza para lo que viene. El futuro inmediato con Valladolid y Espanyol debería serlo. Que así sea, por Froilán de Todos los Santos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario